Remedios caseros para el DOLOR DE OÍDO

Los remedios caseros para el dolor de oído o la llamada Otitis que brindaremos en este artículo, sirven para tratar las causas que lo provocan.

A continuación vamos a enumerar 10 remedios para el dolor de oído, de fácil preparación con ingredientes que se encuentran en el hogar.

1. Medicamentos de venta libre

Los analgésicos de venta libre ayudan a reducir el dolor de oído, pero solo temporalmente. Entre los medicamentos más utilizados están:

  • ibuprofeno
  • Paracetamol
  • Aspirina

Es fundamental saber qué tipos de medicamentos están prohibidos a para determinadas personas. Por ejemplo las aspirinas no las pueden consumir ni bebés ni niños pequeños ya que pueden sufrir del síndrome de Reye, el cual es potencialmente mortal.

En el caso de niños menores de 2 años, siempre se recomienda consultar con un médico antes de darle cualquier medicamento de venta libre. Dar la misma dosis a un niño que a un adulto puede ocasionar efectos secundarios muy graves.

2.- Consumir leche materna

La leche materna tiene múltiples propiedades, una de las principales es ser antimicrobiana. Muchas investigaciones sugieren que la leche de la madre va mutando dependiendo de los microbios a los que el bebé se exponga.

Una de las formas de aplicar la leche materna para el dolor de oído, es dejar caer unas cuentas gotas en cada oído, cada unas cuantas horas si es necesario.

3.- Aplicar masajes

En el caso del dolor de oído que proviene de la quijada o la dentadura y puede producir dolor de cabeza por tensión.

Si hay dolor en la zona que se encuentra detrás de los oídos, las personas pueden aplicar un masaje en los músculos que rodean la zona, como los de la mandíbula o cuello.

En el caso de que el dolor de oído venga de una infección u “Otitis”, los masajes también pueden ayudar aplicándolos de la siguiente forma:

  • Con un movimiento descendente aplicando presión desde la parte trasera de los oídos hacia el cuello.
  • Con un movimiento descendente aplicando presión hacia la parte frontal de los oídos.

Si hay exceso de líquido en los oídos estos masajes pueden ayudar a drenarlo y aliviar el dolor.

4.- Gotas para los oídos

Estas gotas son fáciles de obtener ya que son de venta libre y ayudan a disminuir la presión en los oídos por la cera y los líquidos.

En el caso de los niños, se deben leer cuidadosamente las indicaciones o consultar con un médico.

Estas gotas de venta libre, pueden ser aplicadas en casa pero no remplazan a las gotas o antibióticos recetados por un médico. En el caso de que aplicándolas regrese el dolor, se debe consultar inmediatamente con un profesional.

Si tiene el tímpano roto o tiene tubos de drenaje en los oídos, es importante que no utilice estas gotas como remedio casero para el dolor de oído.

5.- Aplicar frío

Aplicar frío en la zona sensible puede aliviar el dolor.

Una forma de hacerlo, es envolver el hielo en una toalla o bolsa y aplicarlo debajo del oído durante 20 minutos. La toalla puede ser de papel.

El frío no debe aplicarse directamente sobre la piel para que no lastime.

En algunas personas el calor resulta más efectivo que el frío y se puede ir alternando entre uno y otro, aplicando toallas frías y bolsas térmicas.

6.- Aplicar Calor

El calor se puede aplicar por medio de una almohada térmica o eléctrica que reduzca la inflamación y el dolor. Existe una gran variedad de estas almohadillas en el mercado.

La forma que recomendamos, es aplicarla durante unos 20 minutos en la zona sensible tocando el cuello y la garganta con la almohada.

La temperatura a la que se aplican debe ser soportable y no se deberá dormir por ningún motivo con las almohadillas térmicas. Tampoco se debe permitir que un niño las utilice sin supervisión de un adulto.

7.- Ajo

El ajo es muy usado en la medicina tradicional para tratar el dolor en general. Algunas investigaciones aseguran que tiene propiedades que pueden atacar la infección de forma muy efectiva.

Por más efectivo, de ninguna forma se deben sustituir por el ajo los remedios recetados por el médico. En lugar de eso puede considerar agregar el ajo a su régimen de antibióticos.

Puede ingerir un diente de ajo al día para evitar la “Otitis”.

Otra forma de aplicarlo es en forma de gotas para los oídos, cocinando dos o tres dientes de ajo en dos cucharadas de mostaza y aceite de ajonjolí hasta que queden dorados, luego colando la mezcla se pueden aplicar de una a dos gotas en cada oído.

8.- Cebollas

Al igual que mencionamos con el ajo, las cebollas son buenas para frenar la infección y aliviar el dolor. Pero este remedio casero para la Otitis tampoco puede remplazar las indicaciones de un médico.

Las cebollas pueden ser beneficiosas en forma de gotas, calentando una en el microondas durante 1 o 2 minutos, luego de esto colando el liquido y aplicando 1 o 2 gotas en cada oído. Después de hacer esto se recomienda recostarse unos 10 minutos para que el preparado fluya fuera de los oídos.

9.- Orégano

El Orégano, la menta y lavanda son plantas labiadas muy útiles para el dolor de oído.

Es muy beneficioso utilizar las hojas para elaborar una infusión y aplicarla en gotas, una o dos gotas, un máximo de dos veces al día.

10.- Jengibre

Este fantástico ingrediente natural es mencionado en muchas de nuestras recetas. El motivo en este caso, es su gran propiedad como analgésico y descongestionante que sirve para expulsar la mucosidad atrapada en los oídos.

Con medio centímetro de su rizoma cada un vaso de agua y el jugo de medio limón, creamos una infusión que debemos ingerir 3 veces al día.

Se recomiendan que para la preparación de todos los remedios caseros en esta lista, se tenga en cuenta la calidad y pureza de los ingredientes utilizados.

Tipos de infecciones de oído

Como mencionamos anteriormente, el remedio casero, medicamento de venta libre o recetado por el médico, va a depender del tipo de infección. Existen tres tipos principales y cada una tiene su propia combinación de síntomas:

  • Otitis media aguda: Esta es la más común y se produce por una infección e inflamación del oído medio por el líquido atrapado detrás del tímpano. En algunos casos puede presentar fiebre.
  • Otitis media con efusión: En algunos casos se presenta una vez que la infección se alivió porque ha quedado líquido atrapado detrás del tímpano. Es muy posible que no haya síntomas, ya que el líquido es visible solo con un instrumento especial.
  • Otitis media crónica con efusión: Se presenta cuando se encuentra líquido en el oído medio por un tiempo prolongado o cuando este aparece de forma recurrente sin necesidad de que haya una infección. Este tipo de otitis es más riesgosa en los niños, ya que dificulta que pueda luchar contra otras infecciones y puede afectar su audición.

Causas de la infección de oído

Una de las causas más comunes para la Otitis es la presencia de una bacteria y con frecuencia comienza después de una infección de garganta o en las vías respiratorias altas. También puede presentarse luego de un resfrío o catarro.

Si la infección en las vías respiratorias altas la causa es un virus, las bacterias se pueden sentir atraídas por ser un medio más adecuado para el desarrollo de microbios, luego transportarse al oído medio como infección secundaria.

Hay otras partes como la trompa de Eustaquio que pueden involucrarse en la infección, está conecta a la garganta con el oído medio y su tarea es suministrar aire fresco, drenar líquido y mantener una presión constante de aire entre la nariz y el oído.

Lo primero que va a hacer un médico si se presenta con dolor de oído, es hacer una serie de preguntas, descartando que ha tenido dolor de garganta, resfriado o dificultades para dormir. Si sospecha que hay una infección, puede revisar el tímpano con un Otoscopio para ver si se hay inflamación o enrojecimiento. En este caso quiere decir que hay una infección.

Si después de hacer estos tratamientos, el dolor de oído persiste, consultar inmediatamente con su médico.

Otros remedios caseros para el dolor de oído

No se han encontrado entradas.

Deja un comentario